Despropósitos by MACBA

Ha sido una semana de despropósitos culturales en Barcelona. Protagonizados por el MACBA, en concreto por su exdirector Bartomeu Marí, el resumen sería este: falta de transparencia en una institución pública, trato inadecuado a los comisarios de la exposición y censura en pleno siglo XXI con una obra que a estas alturas no escandaliza nada. Una cadena de hechos totalmente innecesarios, pues al final la exposición se inauguró y la obra la ha visto mucha más gente de la que la habría visto en circunstancias normales.

Vuelvo a compartir el documental MACBA: La dreta, l’esquerra i els rics, buena herramienta para entender como se organiza este museo y que en estos momentos resulta especialmente revelador. Viendo el consorcio se entiende un poco más esta voluntad de censura, que claramente no venía de Marí, conocedor de la presencia de la obra mucho antes, sino de poderes por encima de él que le incitaron a no exponer públicamente Not Dressed for Conquering / Haute Couture 04 Transport de Inès Doujak. Muy triste que esos poderes políticos pesen más que el libre pensamiento en un lugar público y de referencia en el ámbito del arte.

Cuando ocurrió el atentado de Charlie Hebdo hace meses me vino algo a la cabeza. Te dedicas a la cultura y muchas personas ningunean tu trabajo, pero un día tocas una tecla determinada y te acaban volando la cabeza. La cultura tiene poder, más del que la sociedad cree muchas veces. Si no, no habría censura, ni atentados, ni muertos, ni esculturas destruidas en el medio oriente. Tal vez esta sea una de las pocas lecturas positivas que se puedan sacar de todo esto.

Aquí el manifiesto de los alumnos del PEI con firmas de apoyo.

Anuncios

Más ≠ mejor

Nueva noticia: a partir de septiembre el MACBA ampliará sus espacios y habrá una nueva política de entradas con abono mensual y anual. La intención, según dicen, es equiparar el volumen de visitantes locales con el de extranjeros (¿estamos hablando de Barcelona?) y habrá más espacio para “ampliar el abanico de propuestas temporales y performativas”. Ya de paso, se reubicarán la cafetería y librería, que todos sabemos que al final es lo que da más dinero.

¿Deberíamos ver desde el sector cultural esta noticia como positiva? Tanto presupuesto para unos y tan poco para otros. Es un buen día para remirar el documental MACBA: La dreta, l’esquerra i els rics y pensar si todo esto es para el bien del arte o para el de unos cuantos que poco tienen que ver con los artistas, comisarios y gestores culturales.